El mal tiene cosas buenas